Sistemas y técnicas

Apuestas de fútbol
Juegos de loto
Quiniela de fútbol

Apuntes de quiniela:
Cantidad de variantes, equis, doses

Seguramente es la condición más usada en las combinaciones de quinielas
Un manera innovadora de limitar la cantidad de variantes-equis-doses en nuestras jugadas.

Siempre se ha dicho que debemos acotar de 4 a 9 o de 5 o 6 a 10 variantes, de 1 o 2 a 5 o 6 equis, y de 1 o 2 a 4 o 5 doses a su vez, o algo muy similar en todo caso. Y aquí surge la pregunta del quinielista curioso, ávido de mejorar su suerte: ¿Es cierto que acotando de esta forma conseguimos aumentar las probabilidades de obtener premios?

Primera parte: El clásico punto de vista.
Comencemos con la típica combinación compuesta por 8 triples + 4 dobles + 2 fijos. Accedamos al programa Premium! 2011, clic en el correspondiente icono para descargar el boleto de la jornada en curso y marquemos en el boleto base los dos fijos y cuatro dobles. Por ejemplo tal como se refleja en la siguiente imagen:
Las combinaciones, informes y estudios reflejados tanto en este como en los demás capítulos de quiniela sólo tienen en cuenta los 14 primeros partidos del boleto. El signo del 15º partido es solamente un apéndice que sirve para definir la categoría de premios de 15 aciertos, de prácticamente nulo interés respecto a la combinatoria quinielística.
Ya tenemos los ocho triples, cuatro dobles y dos fijos. Se trata de aplicar una condición estadística, por tanto lo primero que se nos ocurre es averiguar su comportamiento a lo largo de las últimas temporadas. Accedamos a la correspondiente web y veamos los datos estadísticos:
Queriendo apuntar con la máxima probabilidad hacia el “14” admitamos todos los valores menos los extremos, que arrojan muy pocas probabilidades de salir. Condicionemos la combinación tal como se refleja en la siguiente imagen:
Hemos dejado fuera las 2, 3, 11 y 13 variantes (3% del total), 0 y 8 equis (4% del total) y 0 y 8 doses (3% del total). ¿Significa esto que la probabilidad de no acertar la condición es del 3% + 4% + 3% = 10%? No tiene porque coincidir ya que no se trata de sucesos independientes, esto es válido para cualesquiera otras condiciones estadísticas en la quiniela. Para conocer con precisión la probabilidad de acertar la condición tal como la hemos definido, clic con el botón derecho dentro de la opción “Cantidad de variantes, equis, doses” y seleccionemos “Estadística” en el menú emergente:
Fíjense que la probabilidad [tomemos la media lineal; es la que debemos tener en cuenta porque sólo están implicadas las 10 últimas temporadas] de acertar la condición en su conjunto asciende al 90,32%. A continuación averigüemos cuál es el coste de la jugada. Clic sobre el icono de la calculadora y ya lo tenemos:
Comparemos, redondeando las cifras: a) La condición aplicada tiene una probabilidad de cumplirse del 90%; b) Queda el 93% de las columnas que había [104.976] antes de aplicar la condición. Algo no cuadra, ¿verdad? Quiero decir, una condición se aplica, debiera aplicarse al menos, por un lado para bajar el coste de la combinación como tal, y por otro para que la relación entre el ahorro conseguido y la probabilidad de acertar nos sea favorable.
Apliquemos ahora la condición “Cantidad de variantes, equis, doses” de forma que ahorre más columnas. Guiémonos por el mismo informe estadístico y acotemos más los valores de variantes, equis y doses, quedándonos con los que más probabilidades estadísticas ofrecen. Por ejemplo así:
A continuación veamos por un lado la probabilidad estadística de acertar y por otro el coste de la jugada:
Al igual que antes, comparemos las cifras suministradas por el programa Premium! 2011: a) La probabilidad de acertar es del 55%; b) Después de aplicar la condición queda el 58% de las columnas que había [104.976]. Sigue sin cuadrar, ¿verdad?
Vamos con el tercer intento. Restrinjamos aún más los valores de variantes, equis y doses, guiándonos siempre por el informe estadístico de las últimas cinco temporadas y calculemos por un lado la probabilidad de acertar la condición y por otro el coste de la jugada:
Comparemos nuevamente, redondeando las cifras suministradas para no liarnos con los decimales: a) La probabilidad de acertar la condición asciende al 31%; b) Queda el 36% de las columnas. En los tres casos el porcentaje de columnas que queda es superior a la probabilidad de acertar. ¿Y esto es malo? Para entenderlo voy a plantear una pregunta: ¿Añadiría usted en su combinación una condición que se cumpliese en el 10% de las jornadas a la vez que deja el 70% de las columnas iniciales, es decir que ahorrase el 30%? Desde luego que no, porque el ahorro en columnas es muy pobre ante la perspectiva de acertar la condición.
Pues los tres casos vistos antes son esto mismo, pero a menor escala. No se trata de rebajar el coste de una combinación sin más, sino de ahorrar columnas a la vez que perdemos lo menos posible probabilidades de acertar.
¿No será, quizás, que lo que hemos visto hasta ahora sucede en combinaciones con un par de fijos y tres o cuatro dobles en el boleto base, siendo el impacto diferente, incluso positivo, en combinaciones de otro tipo? Veamos un par de ejemplos, seleccionando valores de variantes, equis y doses teniendo siempre como guía el informe estadístico de las cinco últimas temporadas.
Primer ejemplo: Combinación de 5 triples + 5 dobles + 4 fijos:
La condición aplicada tiene una probabilidad de cumplirse del 55% mientras queda el 65% de las columnas que teníamos [104.976] antes de aplicarla. Seguimos mal; el ahorro obtenido no compensa la pérdida de probabilidades de acertar.
Segundo ejemplo: Combinación de 12 triples + 2 dobles:
En esta segunda combinación-ejemplo la condición tiene una probabilidad de cumplirse del 55% mientras queda el 56% de las columnas iniciales. Aunque por poco, sólo por un 1% en este caso, el ahorro obtenido tampoco compensa la pérdida de probabilidades de acertar. Pero aunque la diferencia fuese del 0% o incluso el ahorro compensara a nuestro favor un 2% o 5% pongo por caso, estaríamos ahorrando por ahorrar sin beneficiarnos seriamente de la condición impuesta a la combinación que estamos desarrollando.
Segunda parte: Un toque de modernidad.
Remontémonos a la combinación inicial de 8 triples + 4 dobles + 2 fijos:
Ahora no nos guiaremos por el correspondiente informe estadístico de variantes/equis/doses, sino que analizaremos los valores respecto a la rentabilidad, es decir nos guiaremos sólo por la relación coste/probabilidad de acertar. Aunque se podría llevar a cabo manualmente, es mejor solicitar el correspondiente informe a Premium! 2011: accedamos a la opción “Análisis + Var, equis, doses” del citado programa y llevemos a cabo el correspondiente cálculo:
El programa informático ha catalogado mediante colores los distintos valores de variantes, equis y doses que arroja la combinación. Color verde: se trata de un valor que nos conviene mucho, en el sentido que la relación ahorro/probabilidad de acertar es muy favorable; Color amarillo: es poco favorable, pero favorable en fin y al cabo; Color rojo: la relación ahorro/probabilidad de acertar juega en nuestra contra. Basándonos en lo que acabo de comentar decidimos jugar de entrada los valores marcados en color verde y amarillo, más algún que otro rojo, estos últimos seleccionándolos después de pensar un poco:
Hemos incorporado también las 8 y 9 variantes así como los 3 doses porque si bien es cierto que están señalados en rojo, sin embargo su calificación es próxima a cero, digamos que causan muy poco daño, aunque en sentido estricto no deberíamos incluirlos. En otro orden de cosas hemos incluido las 2 variantes a pesar de no salir casi nunca, porque por un lado está marcada en verde, además ese 131% que lo acompaña significa que nos es muy favorable, y por otro porque las 181 columnas que representa son menos del 0,5% del total; pero esas poquitas columnas pueden ofrecer algún rebote al “12” y con esto habrán cumplido su misión.
Reflejemos estos valores en la opción-condición “Variantes, equis, doses” y veamos a cuánto asciende la probabilidad de acertar por un lado y el coste de la combinación por otro:
En esta ocasión la probabilidad de acertar la condición asciende a 28% mientras que sólo queda el 17% de las columnas iniciales [104.976]. Ahora sí que la condición cumple su misión. Ahora sí que la relación coste/probabilidad de acertar nos es bastante favorable, ni más ni menos que en un 28% - 17% = 9% absoluto = 53% relativo.
Conclusión: Al menos en el caso de cantidad de variantes, equis y doses, hay que prescindir de la clásica lógica del “hay que jugar lo que más sale” y en su lugar analizar la combinación e incorporar sólo aquellos valores que nos son favorables en términos coste/probabilidad de acertar. Cada combinación es única; la posición de los fijos y dobles en el boleto base así como la naturaleza exacta de cada condición que incorporemos hacen que la jugada no se parezca a ninguna otra. Por consiguiente las medidas que debemos adoptar, es decir las condiciones que hemos de aplicar, también serán únicas. Aquí las generalidades no valen; lo que hoy es bueno para la jugada de esta semana, en la siguiente jornada puede ser muy perjudicial.
Tercera parte: La técnica más efectiva.
Sigamos con nuestra combinación de 8 triples + 4 dobles + 2 fijos, la misma que hemos usado repetidamente a lo largo de este capítulo de Apuntes:
Digamos que por arte de magia planteamos la condición “Variantes, equis, doses” de la siguiente manera:
De entrada observamos que las cifras nos favorecen en gran medida. Redondeando al entero más próximo, por un lado la probabilidad de acertar asciende al 39%, mientras a nivel de coste sólo queda el 25% de las columnas iniciales [104.976], esto es obtenemos un ahorro del 100% - 25% = 75%. Hemos ganado un 39% - 25% = 14% absoluto = 56% relativo, esto último representa el tanto por ciento de aumento de la probabilidad de acertar a partir del punto de equilibrio "columnas que quedan / probabilidad de acertar".
¿Qué significa exactamente esta manera de aplicar la condición “Variantes, equis, doses”? Es una técnica que fusiona los tres conceptos en uno: cantidad de variantes + cantidad de equis + cantidad de doses representan un todo que se condiciona de golpe, como una sola cosa. Lo que hacemos es jugar de entrada los valores de 4/10/11 variantes, de 0/1/2 equis y de 6/7/8 doses, a la vez que permitimos fallar hasta dos de los tres conceptos implicados. Ejemplos: a) Si la columna ganadora presenta 8 variantes con 2 equis y 6 doses la condición estará acertada porque si bien no cubrimos las 8 variantes sin embargo sí cubrimos tanto las 2 equis como los 6 doses; b) Si la columna ganadora presenta 4 variantes con 3 equis y 1 dos, la condición estará acertada porque si bien hemos fallado tanto la cantidad de equis como la de doses, pues ninguno de los dos valores figuran en color azul en la condición, sin embargo hemos acertado el valor de 4 variantes. Recuerde que podemos fallar incluso dos de los tres conceptos que forman la condición, dos cualesquiera de ellos.
¿Cómo se maneja y cómo se llega a este tipo de solución? Es una técnica bastante compleja que implica decenas y a veces cientos de distintos cálculos buscando la mejor relación posible entre coste y probabilidad de acertar; es justamente lo que nos interesa a la hora de crear una jugada. Mejor dicho, es lo ÚNICO que nos interesa a la hora de aplicar una condición. Este tipo de cálculo y aplicación de condiciones estadísticas es algo exclusivo del software Premium! 2011. Les remito a la correspondiente web informativa.

 

 

Canal de vídeosComentados por Takis Tsiambouris

FórmulasTornar las probabilidades a favor

LosMillones.commás información sobre nosotros